Artículos

La importancia del Director Deportivo en los clubes de fútbol

Escrito por Oscar. Publicado en Artículos

La figura del Director Deportivo no se ha incorporado aún como función imprescindible en el fútbol de hoy en día. La presencia de un Director Deportivo en un club, sea de la categoría que sea (está claro que es más necesario cuanto mayor sea la categoría donde compiten su/s equipo/s), provoca la aparición de una serie de ventajas e inconvenientes que la junta directiva tendrá que poner sobre una balanza para apostar o no por su contratación.

Partimos de la idea, que en la mayoría de categorías no profesionales o semiprofesionales, los clubes fichan a un entrenador para que organice un equipo competitivo y para que forme, a partir de sus influencias, a un equipo potente para poder conseguir los objetivos marcados al inicio de la temporada. Es decir, que los clubes viven en el presente, cosa que está muy bien, y además fichan a un entrenador, que ya llevará a cabo “esas” funciones que debería realizar un  Director Deportivo. Pero esas no son las únicas funciones de un Director Deportivo.

El desconocimiento de las funciones reales de éste, además de la falta de recursos económicos, nos llevan a apostar únicamente por un entrenador, aspecto que seguramente nos lleve a la consecución de objetivos presentes, pero olvidándonos de la planificación del futuro de la entidad. Es decir, el club se incrusta y bloquea en un punto determinado por la falta de perspectiva a largo plazo.

Las funciones, y por lo tanto ventajas de tener un Director Deportivo, siempre y cuando, éste se pongo de acuerdo con el club en la duración del proyecto que va a realizar, en su capacidad de decisión y en los objetivos a conseguir, son algunas de las siguientes:

- Disponer de un profesional como máximo responsable del Área Deportiva: capacidad e intensidad de trabajo (rigor, disponibilidad, método, colaborar con otras áreas tales como comunicación o marketing, etc), plena autonomía, informar de todo a la junta directiva o superior inmediato, etc.

- Definir los objetivos deportivos: a corto, medio y largo plazo, a todos los niveles (desde qué queremos conseguir a nivel de categorías, hasta la confección del modelo-ideología de juego de nuestro/s equipo/s, pasando por la planificación técnica-táctica-física en etapas de formación, etc.).

- Confeccionar la infraestructura deportiva del club: organigrama general deportivo (con sus respectivas áreas), organizar los sectores técnicos de la entidad, solucionar necesidades, servicios que disponemos, estructura del  primer  equipo, coordinación del fútbol base, proponer y contratar al personal necesario, marcar un perfil de entrenador que se ajuste a la ideología del club, personal técnico, auxiliares, posibilidad de disponer de secretaría técnica, etc.

- Planificar y controlar los fichajes: control y análisis del mercado (más o menos amplio en función de la categoría), gestionar contrataciones y descartes (entrenador, futbolistas, auxiliares, etc.), elaboración de informes, selección de  futbolistas, control de sueldos, seguimiento de entrenadores, etc.

- Conocedor de los métodos, conceptos y reglas de la actividad: dominio de los conceptos tácticos, normativas federativas (competición, reglas de juego, estatutos de los futbolistas, etc.), conocimiento de los diferentes organismos (RFEF, FCF, LFP, AFE,…), mentalidad empresarial, nociones básicas de presupuestos, nociones básicas de contratos (IRPF, imagen…), etc.

- Cumplimiento del trabajo: elaborar las normas y coordinar su funcionamiento, cadena de comunicación dentro de la infraestructura (jugadores-club, técnicos-club, fútbol base-club), prensa, las relaciones periódicas con los diferentes  estamentos, etc.

- Relaciones Exteriores: buenas relaciones con otros clubes, gestionar con ayuntamientos los campos de entrenamientos y partidos (en cuanto a horarios, estado…), además de otros equipamientos como el gimnasio o la piscina, etc.

- Evaluación continua del proyecto: consecución de objetivos, métodos adecuados, personal, etc.

Como inconveniente a la contratación del Director Deportivo por parte de un club sólo está el hecho del gasto económico que esto supone. Está claro que dentro de todas y cada una de las diferentes funciones que hemos marcado al Director Deportivo, éstas se llevarán a cabo en función de la categoría donde participe el club. Por ejemplo, la relación con el área de marketing, el conocimiento del IRPF den los contratos o la relación con la prensa, sólo se llevará a cabo en clubes profesionales.

El objetivo de éste artículo es transmitir la idea que un Director Deportivo puede llevar a cabo su tarea tanto a nivel profesional, semi-profesional como amateur, y que su contratación favorece el aumento de calidad dentro club, además de disponer de una visión profesional, y por lo tanto, de unos objetivos a largo plazo. En resumen, un Director Deportivo posibilita controlar el presente y programar el futuro.

www.titosagent.com

 

Agentes de jugadores RFEF

Built with HTML5 and CSS3 | Copyright TitosAgent © 2012
Powered by Iris Design