Entrevista a Manuel Aguilar

Escrito por Oscar. Publicado en Entrevistas



Nombre:Manuel Aguilar Marchal
Edad: 45
Profesión: Psicólogo y Coach Deportivo: AD Parla, Club Baloncesto Fuenlabrada, Club Baloncesto Ensanche de Vallecas, Club Tenis de Mesa Alcobendas, deportistas particulares, Máster Psicología del Deporte, Experto en Coaching y Psicología Deportiva, Especialista en Dirección Deportiva (Director Deportivo) por la RFEF.
Manuel Aguilar
 
Un futbolista
Zinedine Zidane. En el fútbol, como en la vida, me encanta la belleza, y Zidane es el jugador más estético que he visto nunca. Era capaz de conseguir auténticas maravillas y dejarme impactado con jugadas que parecían coreografías y, lo mejor, improvisadas. Si, además, añadimos que era eficaz e inteligente, puedo afirmar que nunca he visto un jugador similar.
Un futbolísta con el que has coincidido
En este caso, se trata, más que un futbolista, de un jugador de tenis de mesa del Club de Tenis Alcobendas. Es transferible al fútbol lo que comento. El año pasado tendría unos 12 años y era un prodigio. Era capaz de plantarle cara a jugadores de 30 años y mantener un peloteo duro y a gran velocidad durante el suficiente tiempo como para ganar el punto. En un deporte tan mental, la fortaleza para mantener el foco tanto tiempo es admirable. En fútbol, hay varios jugadores del Parla B, equipo filial con el que colaboro, que podrían estar aquí, por su calidad, tan jóvenes, y su capacidad para resistir e insistir, a pesar de los reveses.
Un entrenador
Para mí, el paradigma del entrenador que más me atrae es Vicente del Bosque. Como escribí en un artículo que publiqué en mi blog, creo que es un auténtico maestro en lo que marca la diferencia, el trato con el jugador desde el punto de vista psicológico. El ganar o perder, en muchas ocasiones, no depende de ti, en exclusiva, ni de decisiones aisladas. El que un grupo se mantenga unido, en lo bueno y en lo malo, sí que depende, en gran medida, del tipo de liderazgo del capitán que dirige el barco. El que ejerce Vicente del Bosque es el que me gustaría para cualquier equipo en el que estuviera, sin hacer de menos otras formas de dirigir.
Un gol
Tendría que destacar tres. El de Maradona a Inglaterra en el Mundial 1986. Fue capaz de leer y prever, sin pensarlo conscientemente, todo lo que estaba ocurriendo e iba a ocurrir: jugadores en movimiento, posicionamiento de los mismos, los siguiente gestos de sus rivales, los espacios que iban a surgir en función de lo que sucedía y sus propias decisiones, de forma que pudo ir, de forma casi intuitiva, encontrando las mejores opciones para escapar de las sucesivas trampas, hasta decidir, delante del portero, el gesto final para superarle, momento en que muchos se habrían bloqueado ante la responsabilidad de la elección y sus consecuencias.
El gol de Zidane en la final de Champions que ganó el Real Madrid al Bayern Leverkusen. Prodigio de técnica, timing y spacing, como se dice en baloncesto. Y todo ello, en una final y con una presión feroz.
El gol de Míchel en el Mundial de Italia’ 90 contra Corea del Sur, en el que gritó “me lo merezco”. No sé si yo era muy joven e impresionable, pero, en ese momento, se me quedó grabado. Creo que, en ese momento, me gustaba mucho como jugador y estaba muy de acuerdo con él en que se lo merecía.
Un gol de Raúl en la Champions hace varios años, en el que, en el suelo, y rodeado de contrarios, se revuelve y mete la puntita de la bota para enviar al fondo de la portería un balón que, cualquiera que no hubiera tenido esa ambición y esa decisión absoluta, habría dejado escapar por improbable. Creo recordar que lo metió por debajo de las piernas del portero, aunque, como lo digo de memoria, no podría afirmarlo al 100 %. No recuerdo qué partido fue, pero, para mí, fue la quintaesencia del jugador focalizado, con un objetivo claro y una confianza absoluta en “que se puede”.
El mejor sistema de juego
Sinceramente, creo que el mejor sistema de juego es el que se adapta a las características de los jugadores a tu disposición. Si te preocupas de conocerles bien, tanto a nivel técnico como psicológico, tienes más opciones de aprovechar sus puntos fuertes, ya sea ajustando sus características (aprovechando el conocimiento que has adquirido de su personalidad y habilidades) al sistema que consideras que es el mejor, como adaptando el propio sistema a lo que mejor le puede venir a tus jugadores. La mente y las capacidades individuales son importantes en esto, desde mi modesto punto de vista.
Una jugada de estrategia
Siempre me ha gustado mucho, aunque casi no se ve, la falta que se saca para que remate un jugador y, aprovechando la salida de la barrera, se prolonga a otro que se sitúa más hacia el exterior. Bien realizada, y con velocidad, descoloca toda la defensa que puede haber previsto el contrario. Lo malo que tiene es que no se puede realizar muchas veces porque se pone sobre aviso al contrario. Lo bueno, justamente eso, crea dudas en el rival sobre qué se va a poner en práctica.
Equipo de la categoría
Por mi función como psicólogo, no juego, pero, sinceramente, elijo el mío, el Parla B. Creo que son unos chavales muy jóvenes con unas capacidades y habilidades que están muy por encima de los resultados. Si creen en sí mismos, les van a dar éxitos en el futuro, tanto a nivel individual, como grupal.
El club de la historia
Tengo que nombrar tres:
- Real Madrid, porque es un equipo que, históricamente, nunca se ha rendido y ha sido un ganador genético, con unos valores y una forma de actuar muy característica. Mentalidad ganadora, con jugadores y entrenadores extraordinarios.
- Barcelona de Guardiola: compartiendo lo dicho del Real Madrid, creo que es, posiblemente, el que, en mi vida, he visto jugar de una forma que resultaba absolutamente hipnótica. Una maravilla.
- Brasil del Mundial 1982. Con dos palabras lo definiría: belleza total.
Futbolista de la historia
-
Jugador con una gran proyección
Si tiene suerte, le acompañan las lesiones y juega minutos, Jesé. Creo que tiene todo para ser un jugador que marque diferencias, talento, fuerza, velocidad, desmarque y potencia.
Un momento deportivo
A nivel particular, aunque se trate de un club modesto, los partidos del equipo senior masculino del Club de Baloncesto Ensanche de Vallecas, con quien trabajé una temporada, en los que el equipo mostraba lo que podía cambiar un conjunto cuando asimilaba esa concepción tan manida, pero cierta, de que el equipo es más que las individualidades, lo que hicieron muy rápido, pues eran (y son) buenos jugadores y personas.
Lo mismo puedo decir de los diferentes equipos con los que trabajé en el Club Baloncesto Fuenlabrada. La potenciación del sentimiento de equipo y/o unidad y ver cómo les ayudaba a mejorar ese trabajo.
También, cuando ayudas a un deportista particular a mejorar o a superarse a sí mismo y te devuelve ese sentimiento de felicidad, reconocimiento y gratitud.
A nivel más global, la victoria en el mundial de fútbol de Alemania. Creía que no lo vería nunca y, además, nos lo merecimos y unimos al país en una sola emoción, que, en el fondo, es lo que es el deporte.
Un consejo
Si tuviera que quedarme con uno solo, encontrar la motivación básica por la que se hace deporte, esa respuesta a la pregunta ¿por qué me sacrifico haciendo esto?, y tenerla siempre presente para disfrutar de una experiencia única como es el deporte, sea el nivel que sea.
TitosAgent
Gracias y suerte!

TitosAgent.com

Agentes de jugadores RFEF

Built with HTML5 and CSS3 | Copyright TitosAgent © 2012
Powered by Iris Design